fbpx

Existen tres escuelas de aromaterapia:

– La española: la más antigua de todas. Nace en los siglos IX, X y XI en la España Hispano-Árabe, donde convivían árabes, judíos y cristianos. Las raíces del arte de la perfumería y la cosmética en Europa están en España, adonde se desplazaron sabios y estudiosos de toda Europa, entrando por el camino de Santiago para aprender de los maestros alquimistas españoles. Los alquimistas decían que los aceites esenciales son el alma de las plantas, su parte más luminosa y energética. Según ellos la eficacia de los tratamientos aromaterapéuticos dependía de la pureza y calidad de los aceites esenciales.

– La francesa: Nace a principios del S.XX. El químico Gattefossé, fue el que dió el nombre de «aromaterapia» al uso de las propiedas de los aceites esenciales y vegetales. El Dr. Valnet, trató con aceites esenciales a soldados heridos y pacientes de un psiquíatrico y, en la década de los 60 introdujo el uso de aceites esenciales en hospitales. Esta escuela habla sobre la aromaterapia científica y promulga el uso de aceites esenciales de manera claramente terapéutica, a través de su ingestión vía oral. Utilizan exclusivamente aceites esenciales quibiotipados y el aromatograma. A día de hoy está teniendo un gran auge y sólo puede ser prescrito por expertos en la materia.

– La inglesa: En la década de los 50. Madame Maury creo la primera escuela, sobre el uso de aceites esenciales, orientada hacia la belleza. Es una escuela que popularizó el uso en piel, masajes, baños, compresas… De esta escuela nació el uso de ae en cosméticos y bien estar cotidiano.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest