Crema calmante y reparadora después del sol

Hoy os traigo una cremita que se absorbe “ipso facto” ,  de tacto fresquito, calmante e hidratante para aplicar después de esos baños de sol. ¡Absorbe tan rápido que te puedes poner la ropa enseguida! ¡De formulación sencilla, con pocos ingredientes y que funciona de maravilla!

Sus ingredientes:

– 20% *Manteca de karité: aporta cremosidad, nutre intensamente la piel, protege de la deshidratación, reequilibra las pieles secas y deshidratadas, antioxidante, estimula la renovación celular,  calmante…

– 5% Urea: activo cosmético que se emplea en la elaboración de cremas para pieles atópicas, secas y muy secas, con eccemas… conocida por su intensa hidratación y acción antifúngica. La piel la tolera muy bien, incluso las sensibles.  Realiza una suave exfoliación eliminando las células muertas y favoreciendo la regeneración de la piel.

– 1% Alantoína: calmante y suavizante. Hidratante, mejora la capacidad de retención del agua. Favorece la eliminación de las células muertas de la piel estimulando su renovación.
La alantoína se ha encontrado en la raíz de la consuelda, una planta cuyos efectos cicatrizantes y regeneradores ya eran conocidos por los griegos, y es en gran medida la responsable de dichos efectos regeneradores. ¿Dónde más podemos encontrar la alantoína? en el Aloe vera.

Los laboratorios, tras haberlo estudiado de forma individual, aislándolo de todas las demás substancias que se encuentran en los extractos naturales, han podido determinar que la alantoína es una substancia no tóxica, no irritante y no alergénica, y su uso es seguro en preparados que contengan entre un 0,5 y un 2% de concentración.

– 65% Agua, que también podéis sustituir por hidrolatos, infusiones y decocciones.

– Emulsionante de origen vegetal. Usar el porcentaje de vuestro emulsionante habitual.

– Conservante vegetal. Usar el porcentaje de vuestro emulsionante habitual.

– *Tocobiol: antioxidante

– Aroma

* Ingredientes bio

Tener en cuenta que lo mejor no es siempre lo “natural”, sino el conocimiento detallado de las causas que están detrás de los efectos, tanto beneficiosos como perjudiciales, de las substancias químicas presentes tanto en materia vegetal, como en materia sintética. Obviamente, este tipo de conocimientos sólo se pueden obtener en un laboratorio muy a pesar nuestro.

Deja un comentario

Navigate

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies