Propiedades de algunos aceites esenciales

Albahaca: Gran tónico para el sistema nervioso. Relajante. favorece la concentración.

Anis:
Para dolores menstruales, menopausia, dolores lumbares…

Bergamota:
Antidepresivo. Propiedades antisépticas. Ideal para el cuidado de pieles grasas y manchadas. En preparaciones de crema se aplica para el tratamiento de eczemas, psoriasis y acné. Es sumamente efectivo en baños de inmersión y rociado en la habitación o ambiente de trabajo.

Benjui: Propiedades conservantes y antioxidantes. De efecto calorífero. Útil en la regeneración cutánea, dermatitis, dolores musculares… Fijador de aroma en los jabones.

Canela: Estimulante, antiséptico, excelente para la prevención de gripes y resfríos.

Cardamomo: Aroma exótico. Alivia los dolores de cabeza y náuseas.

Cedro: Calmante, armonizante, tónico respiratorio. Se usa como complemento para el tratamiento de caída del cabello y caspa. Beneficioso para el cuidado de pieles grasas y manchadas.

Cilantro: Bactericida. Evita el mal olor.

Ciprés: Antiséptico, antiespasmódico, diurético, antirreumático. Útil para el tratamiento del asma, bronquitis, tos convulsa y enfisema.

Citronela: Repeletente de insectos y desodorante. Útil como antipulgas.

Enebro: Desintoxicante. Restaura el equilibrio psíquico. Ideal para baños y masajes para la celulitis. Propiedades diuréticas.

Eucalipt0: Potente antiséptico y descongestionante. Utilizar en el hornillo donde hay enfermos.

Espino amarillo: Previene el envejecimiento prematuro, calma la piel, suaviza, ayuda a retener la humedad en la piel, ayuda a mejorarla en casos de eczemas y heridas superficiales leves.

Geranio: Equilibrante mental, físico y emocional. Ayuda a regular las funciones hormonales. Es diurético y astringente. Masajear en las zonas con celulitis.

Incienso: Calmante. Ayuda a la meditación. A nivel piel se incluye en cremas rejuvenecedoras. Previene las estrías.

Jazmín: Relajante. Ideal para el cuidado de la piel, en especial las pieles secas. Propiedades sensuales.

Jengibre: Con propiedades antisépticas. Un buen aditivo para jabones para hombres.

Lavanda: Es un limpiador. Liberador de tensiones, reparador excelente para los músculos cansados, cicatrizante, ideal para quemaduras.

Laurel: Posee un aroma muy sensual y se usa mucho en jabones masculinos.

Lima: Equilibra, alegra, refresca. Tónico, antiséptico y antiinflamatorio.

Limón: Purificante. Refrescante. Estimulante del sistema linfático. Astringente. Antiácido, antiséptico. Es ideal para dar un toque fresco a las composiciones de fórmulas aromaterapéuticas.

Mandarina: Propiedades curativas y antisépticas. Dulce y fuerte aroma.

Manzanilla: Relajante, efectos calmantes sobre la mente y el cuerpo. Se aplica para dolores e inflamaciones y para los estados de enojo y humor colérico. Ideal para proteger pieles secas. Reparador del sueño.

Mejorana: Adecuado para pieles grasas. Combina muy bien con los citricos.

Melisa: Calmante. Su aroma es suave y exquisito. Ideal para proteger la piel del frío.

Menta: Estimulante, refrescante. Excelente para despejar la cabeza. Despierta, alivia el síndrome del viajero.

Mirra: Potente regenerador cutáneo. Su acción refrescante permite combatir ampollas, llagas…

Naranja: Angustia, depresión, insomnio.

Neroli: Aroma dulce. Tiene propiedades revitalizantes y se recomienda para tratar la dermatitis.

Orégano: Antibacteial, antihongos, antiparásitos. Relajante muscular, alivia bronquitis, refriados, dolores de cabeza. Gran estimulante.

Palo de rosa: Devulve la eslasticidad a la piel. Ayuda a tratar las irritaciones. Gran relajante muscular.

Patchouli: Calma y levanta el espíritu. Para acompañar los procesos de aprendizaje. Permite la liberación de fluidos en casos de edema, obesidad y retención de líquidos.

Petit-grain: Tonificante, desodorante, antiespasmódico, analgésico, refrescante, sedante…

Pimienta negra: Estimula y fortalece el sistema nervioso y la mente. Es bueno para resfriados y gripes. Buen analgésico por su efecto calorífero.

Pino: Clásico para los fabricantes de jabón. El fresco aroma ayuda a la circulación y espanta las moscas. Es una fragancia ideal para los hombres.

Pomelo: Antiinflamatorio, relajante, antiséptico. Es antioxidante por naturaleza y muy bueno para tratar el acné.

Romero: Tonifica y levanta. Tónico estimulante a nivel cardíaco, hepático y biliar. Se usa para el cabello agregando unas gotas en el champú.

Rosa: Propiedades femeninas. Calmante. Tonificante. Excelente para pieles secas, maduras o envejecidas. Propiedades sensuales.

Salvia: Calmante, relajante, antidepresivo, para todo tipo de stress y tensión. Es útil en el tratamiento del asma, infecciones de la garganta y cuidado de la piel. Agregar unas gotas en el enjuague después del champú para cabellos grasos y caspa.

Sándalo: Relajante, armonizador, ayuda a la meditación. Excelente para pieles secas.

Tea Tree: (Árbol de té) Potente antiséptico. Excelente para el tratamiento de todas las afecciones de la piel por sus propiedades antisépticas, antivirales, antimicóticas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

Tomillo: Preventivo de infecciones en general, reforzando el sistema inmunológico. Purificador pulmonar, estimulante de la circulación sanguínea.

Vainilla: Cálido y agradable con pocas propiedades recomendables salvo su gran olor.

Ylang-Ylang: Es un aceite exótico, con características sensuales y afrodisíacas. Excelente para el cuidado de la piel. Calma, relaja. Para dar un toque floral a las fórmulas en las que participa.

Zanahoria: Aroma revitalizante. Es muy bueno para pieles sensibles y se recomienda en tratamientos de eccema y soriasis.

PRECAUCIONES

Los aceites cítricos (limón, mandarina, bergamota, pomelo, naranja, petit.grain…) son fotosensibles y aumentan fuertemente el riesgo de aparación de manchas con el sol. No aplicarse nunca ninguno de estos aceites antes de la exposición solar.

Los aceites como el eucalipto, menta, tomillo… pueden producir hipertensión pulmonar. No se recomienda en niños pequeños ni en personas con tensión alta ni en personas asmáticas.

No se recomienda el uso de aceites esenciales en mujeres embarazadas y niños pequeños.

No ingerir.

Son altamente inflamables.

Deja un comentario

Navigate

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies